la Calidad es nuestra rutina

la Calidad es nuestra rutina

Guaperal por norma

Guaperal apuesta por la calidad.

La marca Guaperal destaca en su posicionamiento en estand  donde la Calidad tiene mayor apuesta frente a otros valores como es el aumento de la producción. Apostamos por este parámetro como elemento diferenciador.

El secreto de Frescaricho radica en el concepto que se tiene de la Calidad tratándola con controles unidos a todo el proceso y no como una parte solamente del proceso, desde la adecuación del terreno hasta la distribución.

FRESAS GUAPERAL Trato natural al producto.

Los y las recolectoras aplican las técnicas de Guaperal para el manejo y recolección de la Fresa que junto con los tratamientos que evitan la aplicación de químicos, hacen que la fresa sea diferente.

FRESAS GUAPERAL Equipo humano experimentado

Años de experiencia avalan al más antaño de los trabajadores, 15 años. Formación y tradición se transmite generación en generación, manteniendo desde un principio los mismos valores, así campaña tras campaña Frescapricho sigue con su andadura.

FRESAS GUAPERAL Cuidadosos en el proceso productivo

Cuando la Calidad recepciona en las instalaciones de Frescapricho, se valoran otros parámetros del producto, se procesa en las líneas bajo atentas miradas de otro equipo consolidado y experimentado. Finalmente almacenamos en nuestra cadena de  frio de manera inmediata.

FRESAS GUAPERALSelección con experiencia

Tanto en Cosecha como en postcosecha la selección de las fresas se realiza bajo criterios visuales, corre a cargo de un equipo donde la experiencia es la capacidad con la que trabajan. Conocer al cliente, la elección en campo y la selección final hacen que la calidad tenga sello.

FRESAS GUAPERALFresco desde su salida

Preocupación por la frescura en el trabajo realizado, el compromiso con el cliente y el reconocimiento de nuestra marca y nuestro producto hacen que la logística tenga magnitud en esta empresa.

FRESAS GUAPERAL La opinión del cliente nos importa

La Fidelización nos avala, desde España, pasando por Portugal , Francia, Alemania, Inglaterra, etc. nuestros clientes de antaño reflejan nuestra crediblidad como empresa seria y preocupada por su producto.

Calidad certificada
La Calidad, nuestro Capricho

Máximo respeto por el medio ambiente y nuestro entorno.

 

Frescapricho desde 1996, ha utilizado métodos tradicionales de producción desde la preparación de la tierra hasta la recolección. Estas tácticas adquiridas generación tras generación junto con la experiencia de los propietarios, provocan una sinergia muy positiva entre entorno y aprovechamiento del recurso.

Además de esta concordancia y respeto, nuestra empresa apuesta por técnicas innovadoras y respetuosas con el medio, dedicando 15 Ha al cultivo hidropónico, así como otras técnicas avanzadas de desinfección sin utilización de químicos agresivos.

'Sostenibilidad, es todo aquello que se realiza en un medio ambiente para el aprovechamiento de un recurso sin que éste ponga en juego este recurso para las generaciones futuras', así podemos definir este término, así justificamos nuestra presencia en el entorno en el que nos encontramos y así basamos nuestra filosofía en nuestra empresa.

Máximo respeto por el medio ambiente y nuestro entorno.

Proceso de producción. Control y Trazabilidad.

Desde Frescapricho pensamos que la mejor fruta debe de ir acompañada de un exhaustivo control durante el proceso de producción. Este control se establece a distintos niveles desde la recolección-recepción, manipulación y en expedición.

Adecuación del terreno.

En el cultivo de la fresa preparamos el terreno mediante actividades realizadas sobe el suelo, necesarias para la obtención de un terreno óptimo para efectuar la plantación.

Entre estas tareas a realizar están:

La primera actividad a realizar es la destrucción o eliminación de los restos del año anterior, es decir, retiradas de plásticos, fresas, cintas de riego y destrucción de los caballones que sirvieron de soporte para el cultivo. Se realizan labores para incorporar al suelo los restos vegetales de la cosecha anterior para que con la temperatura y humedad sean degradados e incorporados al mismo. Por lo general se utilizan cultivadores, y en ocasiones aperos más profundos como subsoladores para homogenizar y quitar la compactación del mismo.

Se hacen aportaciones orgánicas que son incorporadas al terreno, se sigue con el riego del suelo para dotarlo de huemdad suficiente para posteriormente desinfectar y alomar, utilizando la cubierta plástica que servirá de soporte para la colocación de la planta. Todas las aportaciones de materia orgánica deben realizarse una vez efectuados los análisis del suelo que nos informan de las carencias y necesidades de los mismos, debemos calcular la aportación adecuada para no incorporar al suelo más de lo que las plantas no van a requerir, pues en ese caso estaremos desequilibrando e insostenibilizando el recurso.

Adecuación del terreno.
1
Plantación

En función de las condiciones meterlógicas, la plantación se iniciará en función del estudio de las condiciones climáticas que favorezca a esta etapa.

Una vez realizada la plantación se deja pasar unos dias para que la planta enraíce y agarre al terreno para posteriormente colocarles las estructuras y coberturas de plástico que servirán protegerlas de las condiciones climatológicas adversas.

Plantación
2
Recolección

En esta etapa, podemos destacar que es donde se inicia y/o finaliza la trazabilidad y donde el parámetro temperatura e inocuidad alimentaria es objetivo de cuidado.

Al comenzar la jornada los formatos salen de nuestras instalaciones al cultivo, se distribuyen por las cuadrillas y se recolecta según pedidos. Posteriormente los palets confeccionados del campo viajan hasta la nave donde son recepcionados.

Recolección
3
Recepción

Los palet de frutas son registrados a la entrada del almacén, a la vez que son sometido a control de calidad.

La temperatura de la fresa en el momento de la recepción se encuentra próxima a la del ambiente y según el mes de campaña puede oscilar ente los 12ºC y los 14ºC de Marzo a los 20ºC-25ºC de Mayo.

La actividad respiratoria de estos frutos a temperaturas superiores a 15ºC es muy elevada y por consiguiente la vida comercial útil es muy breve, es por ello que una vez depositada la fruta en recepción, ésta es enfriada, siendo trasladadas a las cámaras de preenfriamiento a la mayor brevedad posible.

Recepción
4
Confección

La etapa de selección en nuestras instalaciones de envasado persigue la retirada, con la mínima manipulación, de aquellos frutos con problemas en post-recolección (dañados, deformados, sobremaduros, podridos, etc...) que hayan escapado a la primera selección llevada a cabo por el recolector.

La inspeccion visual es la primera y quizás la única prueba que el consumidor realiza antes de comprar nuestra fruta. Por ello, la uniformidad en el color y el calibre apropiado han de ser los objetivos del recolector en el momento previo al envasado.

Realizada la selección previa, se incorporan al proceso productivo todos los materiales necesarios para la finalización del mismo. Tapaderas, etiquetas, cajas de cartón, etc. en función del tipo de envasado y formato final.

Concluido este proceso se pasa al almacenamiento en frio.

Confección
5
Distribucción

Una vez enfriada la fresa a 2ºC y 4 ºC,  la conservación debe realizarse manteniendo esta temperatura con una buena circulación contínua de aire en la cámara. Con ello se evita la formación de gradientes de temperatura.

El transporte es un eslabón más en la cadena de frío. Las condiciones recomendadas para la conservación del producto oscila entre 2ºC y 4ºC. Durante el  transporte la fruta debe recibir el mismo cuidado  y precauciones que se han descrito en las etapas anteriores, para mantener las condiciones de inocuidad y calidad del producto.

Distribucción
6